Menu superior

La Catedral de Sevilla y su Lagarto

El Lagarto de la Catedral de Sevilla

Al entrar en la Catedral de Sevilla por la puerta por la que normalmente acceden los grupos, conocida popularmente como Puerta del Lagarto, llama la poderosamente la atención la figura de un cocodrilo de madera colgado del techo.

Según cuentan las crónicas, el Lagarto llegó a la Catedral de Sevilla, entonces todavía Mezquita Almohade, consagrada como Catedral sobre el año 1260. El sultán de Egipto, Al Malik quería pedir la mano de la Princesa Berenguela, hija del Rey de Castilla, Alfonso X, conocido como «El Sabio». El Sultán envía a Sevilla una embajada, en la que incluye como regalos un cocodrilo, una jirafa que se podía montar, como si fuera un caballo y un colmillo de elefante. Aunque el matrimonio no se llegó a realizar, los animales permanecieron en la ciudad. Al morir el cocodrilo, se embalsamó y se colgó en el Patio de Los Naranjos de la Catedral de Sevilla, donde aún puede verse.

El Cocodrilo actual no es el original, es una copia en madera que se hizo probablemente en el S.XVI. Por su aspecto terrorífico, funciona igual que las gárgolas de la Catedral, protegiendo el edificio de los malos espíritus.

Si quieres conocer más anécdotas e historias interesantes de Sevilla y sus monumentos, no dudes en contactar con nosotras. Desde ShowMeSevilla estaremos encantadas de enseñarte nuestra ciudad.

No comments yet.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This