Menu superior

Vinos en la provincia de Sevilla

Los vinos en la provincia de Sevilla se extienden por unas 300 hectáreas. Diferenciamos 4 áreas : Aljarafe, Bajo Guadalquivir, La Campiña y La Sierra Norte.

Los fenicios introdujeron la vid y posteriormente cartagineses y griegos comerciaron con sus vinos a cambio de metales ibéricos. Existen restos arqueológicos de lagares en San Juan de Aznalfarache del S III a.c.

Con el Imperio Romano se generalizó la producción y el consumo. Los visigodos mantienen esta riqueza y, aunque en época musulmana estaba generalmente prohibido, se mantuvo la tradición.

En época de la Reconquista el viñedo se convierte en un medio de repoblación y el comercio con América hizo florecer la producción.

Las cuatro zonas del vino

El Aljarafe es el área que rodea la capital con la influencia de los rios Guadalquivir y Guadalimar. La producción se reduce al triángulo entre Espartinas, Umbrete y Villanueva del Ariscal. se cultivan variedades ideales para los finos y generosos, blancos jóvenes y afrutados y el popular mosto del Aljarafe. además esta zona es de interés histórico y cultural. se pueden visitar dólmenes, antiguos palacios y las famosas Ruinas de Itálica. De estas ruinas podemos encontrar elementos interesantes en el Palacio de Lebrija en Sevilla.

En el Bajo Guadalquivir conservan la tradición vinícola Los Palacios Y Villafranca, Utrera y Lebrija. El suelo es ideal para las uvas destinadas a vinos generosos, olorosos y dulces. Esta zona tiene además todo para el ecoturismo : Rutas a caballo, cicloturismo y senderismo, todo ello en el entorno cercano a Doñana.

En La Campiña nos encontramos con Fuentes de Andalucía, Mairena del Alcor y Arahal. Aquí se mantiene la esencia de las destilerías, entre las que destaca Puerto de Indias. Esta ginebra supone un negocio para una zona cuya tradición en realidad es la del anís.

Por último, la Sierra Norte, cuyo vino menciona Cervantes en una de sus novelas. Recuperada la tradición a finales del S XX, con vinos elaborados siguiendo técnicas de agricultura ecológica y modernas prácticas enológicas. Esta zona es de una gran diversidad en cuanto a flora y fauna autóctona. Predominan las grandes dehesas de encinas, alcornoques y robles. Y se dan rapaces como las águilas reales, imperiales y perdiceras, así como el buitre negro y el leonado.

No comments yet.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This