Menu superior

Aníbal González y la Plaza de España en Sevilla

La Plaza de España en Sevilla es la obra más emblemática de Aníbal González y de la Exposición Iberoamericana de 1929.

El Arquitecto

Aníbal González Álvarez-Ossorio nace en Sevilla, en la Calle Bustos Tavera el 10 de junio de 1879.

Desde pequeño muestra su habilidad para el dibujo y su carácter artístico, que su madre va a apoyar, animándolo a estudiar Arquitectura.

En 1896, con 19 años ingresa en la escuela de Arquitectura en Madrid. Al año siguiente ingresará en la misma escuela el también sevillano, D. José Gómez Millán, con quien traba amistad y que finalmente se convertirá en su cuñado, al casar Aníbal con Ana Gómez Millán.

Aníbal es un alumno brillante y querido por profesores y alumnos. En la escuela aprenderá las corrientes dominantes de su tiempo, el Modernismo y el Historicismo.

En junio de 1902 termina la carrera, resultando el nº 1 de su promoción. Sale a hombros de la escuela, llevado por sus compañeros.  Sus zapatos tienen las suelas agujereadas, todo su dinero lo gasta en libros. Es un gran amante de la cultura y gran bibliófilo, algo que se va a reflejar en sus diseños para la Exposición de 1929 en los que suele incluir estanterías cerámicas para libros, como si fuera una biblioteca al aire libre.

La Exposición Iberoamericana

A partir de 1910 la ciudad de Sevilla comienza a preparase para organizar una Exposición.

La pérdida de las últimas colonias ha sumido al país en una profunda crisis tanto a nivel económico como psicológico y se decide organizar una Exposición Hispano-Americana (así es como se la llama en un primer momento) para revitalizar la economía y mantener un contacto tanto cultural como económico con las antiguas colonias.

Aníbal González en 1911 gana la convocatoria del concurso para la dirección técnico-artística de la Exposición Iberoamericana, que se inaugurará el 9 de Mayo de 1929.

La Plaza de España en Sevilla

Su construcción comienza en 1914 y se tardarán 15 años en terminarla. Tanto la Plaza como el edificio se conocen como Plaza de España.

Es el mejor ejemplo del Regionalismo en Sevilla. Aníbal González se inspira en el Renacimiento, el Barroco, el Mudejar para crear una arquitectura llena de color y alegría.

El uso de los materiales tradicionales como ladrillo, cerámica, hierro y madera van a dar trabajo a miles de artesanos estimulando el desarrollo de las artes decorativas en la ciudad.

Es un enorme semicírculo de 50.000m2, de los cuales unos 19.000 están construidos. Orientada hacia el Oeste, hacia el río Guadalquivir, da la bienvenida en forma de abrazo a las antiguas colonias.

Entre las dos elegantes torres de 74mts de altura, que representan a los Reyes Católicos, hay una distancia de 170mts.

Un canal de 515mts recorre la Plaza que se salva con 4 puentes que representan a los 4 reinos de España en la Edad Media, Castilla, León,Navarra y Aragón.

Adosados al muro se encuentran 48 secciones, llamados alcobas o bancos, correspondiente a las 46 provincias peninsulares que había entonces en España más Baleares y Canarias, colocados en orden alfabético.

Sevilla está representada en 8 lienzos o paneles cerámicos, 2 por sector (son 4).

Cada una de estas alcobas o bancos se compone de:

– En el suelo un mapa cerámico representando a la provincia correspondiente.

– Los anaqueles o estanterías servían para guardar libros, guías, periódicos o folletos sobre esa provincia, que podían ser leídos sentados en los bancos de cerámica.

Un equipo de mujeres se encargaban de mantenerlos en orden.

– Sobre el muro un panel cerámico representando una escena histórica o una costumbre ancestral de la provincia de referencia.

– Presidiendo el espacio el escudo de la provincia

Estos paneles son auténticas obras de arte.

Durante la Exposición…

..el interior del edificio de la Plaza de España en Sevilla estuvo ocupado por una serie de secciones; entre ellas:

– Una escuela industrial, que además exponía sus trabajos, de carpintería, forja, etc.

– Exposición cartográfica y documental del Descubrimiento y colonización de América que presentaba documentos tan importantes como las Capitulaciones de Santa Fe o el Diario de a Bordo de Colón.

– Reproducción de una casa típica sevillana, incluso con actores disfrazados de época.

– Un museo de tauromaquia.

– Un gigantesco mapa monumental en relieve de la Península Ibérica.

– En el edificio central estaba el salón de actos.

– Una exposición de arte moderno.

– Una reproducción del submarino de Isaac Peral.

– Un museo del libro incluyendo la reproducción de una imprenta del siglo XV y actores disfrazados de la época trabajando con la misma.

Desde Showmesevilla te proponemos nuestra Ruta de la la Exposición Iberoamericana de 1929.

No comments yet.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This